¡Protege tu pensión! pueden quitarte tu discapacidad?

Una de las mayores preocupaciones de las personas que cobran una pensión no contributiva es que se les suspenda o se les retire. En este artículo, vamos a analizar los motivos establecidos en el decreto que regula esta prestación y te diremos cuál sería la solución en caso de suspensión o caducidad. Ahora ¡Protege tu pensión!

¿Qué hacer si suspenden o quitan tu pensión no contributiva?

Una de las preocupaciones más importantes de los pencionados, es que se les pueda suspender o quitar su pensión, aquí te enseñaremos que hacer para proteger tu pensión.

Suspensión de la pensión no contributiva

En primer lugar, es importante hacer una distinción entre suspensión y caducidad. Cuando se suspende la pensión, el pago se detiene temporalmente, pero la prestación no se extingue. Por otro lado, la caducidad implica la extinción definitiva de la pensión no contributiva.

Entre las causas de suspensión reguladas en el Capítulo 7 del Decreto 432/97, se pueden mencionar las siguientes:

  • Cumplimiento de obligaciones: tanto el titular como sus apoderados deben cumplir con las obligaciones establecidas. Esto incluye la presentación de documentación solicitada de forma reiterada.
  • Incomparecencia sin causa justificada: si eres citado en varias ocasiones y no te presentas sin una justificación válida, se puede suspender la pensión.
  • Causal de caducidad: si se descubre alguna causa de caducidad, el organismo administrativo puede suspender la prestación preventivamente hasta corroborar la situación.
  • Percepción indebida de haberes: si estás cobrando algo incompatible con la pensión no contributiva, se puede suspender el pago.
  • Detención a disposición de la justicia: en caso de estar detenido, la pensión puede ser suspendida.

Caducidad de la pensión no contributiva

En el caso de la caducidad, la pensión no contributiva se extingue de forma definitiva. Las principales causales de caducidad son las siguientes:

  • Muerte del beneficiario: en caso de fallecimiento del titular, ni la viuda, el viudo ni los hijos tienen derecho a una pensión por fallecimiento.
  • Renuncia a la pensión no contributiva: es posible renunciar a esta prestación a través de un formulario donde se expresa de manera inequívoca la renuncia.
  • Abandono del país: si te vas del país, no podrás cobrar la pensión no contributiva en el exterior y la perderás directamente.
  • No percepción de la pensión por tres meses consecutivos.
  • Desaparición de las causales que motivaron el otorgamiento de la pensión no contributiva, por ejemplo, si se determina que ya no estás discapacitado o si tienes recursos económicos suficientes para sustentarte.
  • Condena penal a más de tres años de prisión o reclusión.

Pasos a seguir

Si tu pensión ha sido suspendida o se ha declarado su caducidad, es importante que tomes acción para resolver la situación. En primer lugar, si los motivos ya no aplican, puedes solicitar la rehabilitación de la pensión no contributiva. Para hacerlo, debes haber transcurrido al menos 12 meses desde que se solicitó originalmente la pensión.

En caso de suspensión o caducidad, tienes la facultad de impugnar la decisión si consideras que es injusta o viola tus derechos. La impugnación puede realizarse por escrito, ya sea a través de la vía administrativa o judicial. En algunos casos, puedes incluso recurrir a una acción de amparo.

Es fundamental asesorarte de inmediato al conocer la suspensión o caducidad de la prestación. Muchas personas han logrado recuperar el beneficio y cobrar el retroactivo que no recibieron debido a una acción de amparo. Recuerda que si te rehabilitan la pensión no contributiva, no se te pagará el retroactivo que no cobraste, por lo que iniciar el amparo puede ser necesario para reclamar esos haberes.

Deja un comentario