Alta de CUIT y Clave Fiscal: Sistema Registral Argentino

En este artículo vamos a charlar sobre un temita que seguro interesa a todos los Monotributistas por acá en Argentina. Vamos a meternos de lleno en los quilombos del Monotributo, ese impuesto que no te podés olvidar si estás arrancando con cualquier emprendimiento.

¿Qué onda con los Impuestos a nivel Nacional, Provincial y Municipal?

Arranquemos por lo básico: en Argentina, te encontrás con la triada de impuestos: nacional, provincial y hasta el municipal. Cada lugar tiene su propia vuelta con esto, con sus impuestos y contribuciones. Así que, cuando te anotás en el Monotributo, no te olvides de chequear también qué onda en tu provincia y municipio.

En los últimos tiempos, se pusieron las pilas y unificaron el tema del Monotributo en un montón de provincias y municipios. Ahora, con una sola credencial ya estás viendo y pagando los tres palos: el impuesto nacional, el provincial y el municipal. Más práctico, ¿viste?

Entre el Régimen General y el Régimen Simplificado, hay un mundo

Hay que saber la diferencia entre el Régimen General, que es más para los que están en la liga mayor y tienen que lidiar con el impuesto a las Ganancias todos los meses, y el Régimen Simplificado o Monotributo. Este último es un golazo porque te simplifica todo en una credencial, y encima te cubre las obras sociales y los aportes para la jubilación.

La Clave Fiscal: ese paso que no podés pifiar

Antes de meter mano en cualquier trámite del Monotributo, necesitás la Clave Fiscal. Es como el pase VIP para todo lo de AFIP. Para conseguirla, bajate la app Mi AFIP y seguí los pasos: escaneá tu DNI, hacete una selfie y hacé las pruebas de vida que te piden.

Ojo con la Clave Fiscal

Che, esto es re importante: cuidá tu Clave Fiscal como si fuera oro. Es personal y no se comparte. Y te digo más, conseguite el nivel 3 de seguridad desde la app Mi AFIP, que es el que va como piña para la mayoría de los trámites.

Arrancando con el Monotributo

Ya con la Clave Fiscal en mano, te metés en la página de la AFIP y buscas el lugar para inscribirte al Monotributo. Llenás todo con tus datos, sin olvidarte de nada, especialmente tu mail, porque ahí te va a llegar toda la data de la AFIP.

Sacando el CUIT y la Clave Fiscal

Después de llenar el formulario, vas a salir a buscar tu CUIT y a asegurarte que tu Clave Fiscal esté lista para rockear. Si hay algún moco con el CUIT, a no desesperar: presentás la documentación que te falte y listo.

Capaz que te cruzás con algún que otro drama técnico en la inscripción digital. Si eso pasa, no hay drama: pedís un turno y lo hacés cara a cara, llevando lo que te pidan.

Para ir cerrando

Resumiendo, el Monotributo es clave para los que quieren empezar a moverse en el mundillo económico de Argentina. Es todo un tema conseguir la Clave Fiscal, completar el formulario y tener el CUIT en regla, pero una vez que estás, estás.

Acordate que la data de este artículo es al toque, pero las cosas cambian, ¿viste? Así que siempre está bueno darle una mirada a la página de la AFIP para estar al día.

video recomendado:

Deja un comentario